¿Cómo aumentar o disminuir la velocidad de actualización de datos del Administrador de tareas en Windows 10?

Hay varios ajustes disponibles en Windows 10, ya sea mediante el Editor del registro o el Editor de políticas de grupo local. Uno puede mantener el Administrador de tareas siempre encima de todas las ventanas abiertas, configurar la pestaña predeterminada para el Administrador de tareas, quitar las entradas no válidas o no deseadas de la pestaña de inicio del Administrador de tareas de Windows 10, cerrar la sesión de otros usuarios, etc. Incluso puede ejecutar el Explorador de archivos con derechos de administrador en Windows 10.

En el Administrador de tareas de Windows 10, puede ver una lista de los procesos en ejecución y su CPU, memoria, disco, GPU y uso de la red. Incluso puede ver el rendimiento, el historial de la aplicación, el inicio, los usuarios registrados, los servicios y más. Hay muchas opciones disponibles en el Administrador de tareas de Windows 10 que permiten al administrador del sistema solucionar problemas de Windows. Si su PC tiene un problema y está tratando de averiguar el motivo principal del problema y desea aumentar o disminuir la velocidad de actualización de datos del Administrador de tareas en Windows 10, es posible con las opciones integradas.

Esta publicación lo guiará sobre cómo cambiar la velocidad de actualización del Administrador de tareas de Windows 10.

¿Cómo aumentar o disminuir la velocidad de actualización de datos del Administrador de tareas en Windows 10?

Para cambiar, aumentar o disminuir la velocidad de actualización de datos del Administrador de tareas en Windows 10, realice los siguientes pasos: –

Paso 1. Haga clic con el botón derecho en el espacio libre en la barra de tareas de Windows y seleccione Administrador de tareas de las opciones disponibles.

Alternativamente, presione Ctrl + Mayús + Esc atajo de teclado para abrir Administrador de tareas.

Paso 2. Haga clic en el Procesos Pestaña en el Administrador de tareas ventana.

Paso 3. Haga clic en el Vista elemento de menú, seleccione «Velocidad de actualización» y elija entre Elevado, Normal, Bajo, y Pausado opciones.

Paso 4. Una vez que se selecciona la opción entre Alta, Normal, Baja o En pausa, se revelará instantáneamente.

Velocidad de actualización alta, normal, baja y en pausa.

Elevado: Si selecciona Alta velocidad de actualización, actualizará los porcentajes de CPU, Memoria, Disco, Red y GPU cada medio segundo. Puede utilizar esta opción para conocer los procesos que consumen muchos recursos, como los juegos y la reproducción de video.

Normal: Esta es la opción predeterminada seleccionada en el Administrador de tareas de Windows. En esta opción, el porcentaje se actualiza una vez por segundo.

Bajo: Si desea controlar el porcentaje de uso, esta es la mejor opción. Actualiza el porcentaje una vez cada cuatro segundos. Eso significa que tiene tiempo suficiente para tomar una captura de pantalla con una actualización más lenta.

Pausado: Puede congelar todo en la pestaña de procesos seleccionando esta opción hasta que la cambie a otras opciones. Se vuelve útil cuando necesita tomar una captura de pantalla.

Leave a Reply